Friday, May 22, 2009

Sobre el miedo (parte I)



"Cuando tenía unos diez años, mi mejor amiga empezó a tener pesadillas: iba corriendo en medio de un gran edificio oscuro perseguida por horribles monstruos. Llegaba a una puerta, luchaba por abrirla y en cuento la cerraba tras de sí oía que era abierta por los monstruos que volvían a pisarle los talones. Se despertaba llorando y pidiendo ayuda. Un día estábamos sentadas en su cocina hablando de sus pesadillas. Cuando le pregunté que aspecto tenían sus demonios me dijo que no lo sabía porque siempre había huido de ellos. Después de que le hiciera mi pregunta, mi amiga comenzó a plantearse preguntas sobre los monstruos. Se preguntaba si tendrían aspecto de brujas y si alguno de ellos llevaría un cuchillo. La próxima vez que tuvo la pesadilla, cuando los monstruos estaban empezando a perseguirla, se paró y se dio la vuelta. Necesitó un coraje enorme, su corazón latía tan fuerte que parecía que se le iba a salir del pecho, pero apoyó la espalda contra la pared y los miró de frente. Todos se detuvieron justo delante de ella y empezaron a dar saltos arriba y abajo, pero ninguno se acercó más. Eran cinco en total, y cada uno se parecía a un animal. Uno era un osos gris que el lugar de zarpas de osos tenía unas largas uñas rojas, otro tenía cuatro ojos y el tercero tenía una herida en la mejilla. Mirados de frente tenían un aspecto menos monstruoso y se parecían mas a dibujos de dos dimensiones, de esos que aparecen en los libros de comics. A continuación, poco a poco comenzaron a desvanecerse. Después, mi amiga se despertó. Ese fue el fin de sus pesadillas".
Pema Chödrön.

3 comments:

Aitana said...

Hubo un tiempo en el que soñaba con Tsunamis. Un sueño que se repetía una y otra vez desde el 25 de Diciembre de 2004 alimentado por el hecho de vivir en un país donde los terremotos eran una realidad. El ruido del mar por la noche llegaba a resultar estremecedor.
Hoy las pesadillas son otras, y también se repiten.
La próxima vez me daré la vuelta y miraré de frente.

Sofia de Juan said...

Es dificil controlar los sueños, pero en el fondo no son mas que la representación de nuestros miedos y deseos... y no hay nada más liberador que mirar de frente a aquello que te asusta...asi que ánimo!

Aitana said...

Me encanta "The eye of the tiger"en tu Ipod.
Besos!