Thursday, September 20, 2007

PRINCESAS EQUILIBRISTAS


Todo el barrio conoce la Kumari House, esa brillante casa amarilla que destaca en la desoladora orilla del río Vishnumati.

En Nepal, "Kumari" es el nombre con que se designa a una niña a quien se considera una diosa viviente, una princesa reencarnación de la diosa Tajelu. La Kumari es un niña en la pre-pubertad, que es selecionada con un proceso rigurosísimo dentro de la casta Shakya. Venerada y idolatrada, La Kumari vive en un gran palacio rodeada de lujo hasta que comienza a menstruar, después de lo cual, los nepalíes creen que esta diosa se desencarna de su cuerpo.
Desde hace 5 años, Toni Aguilar, catalán y su esposa Maiya, nepalí, han logrado transfromar lo que deseaba su corazón en un proyecto hecho "con cabeza", creando puestos de trabajo y dando a conocer su labor sin perder la humanidad. Han convertido a más de una veintena de niñas de la calle ( de los cientos que pueblan las calles de Kathmandú), en auténticas princesas. Y sin fecha de caducidad.

Tienen una gran cama, aunque haya que compartirla, educación ,un montón de hermanas, comida hecha con cariño, tiempo para jugar y sobre todo alguien que apuesta por ellas y confia en sus posibilidades. Quizá sea más de lo que tiene cualquier Kumari en su palacio.
Ni Leonor ni Froilan....estos son desde ahora mis miembros favoritos de la realeza:

Neru, la más traviesa, se siente una princesa de verdad maquillada por sus hermanas para la fiesta.detrás de ella Susmita baila enloquecida.

Cuando llega la hora de hacer los deberes, Mushkan, la benjamina, se sienta junto a sus hermanas divertida y va escribiendo los números en su cuaderno de rayas, se equivoca, para , y vuelve a empezar: me admira su tesón.

Saraswati, es ya casi una mujer, tímida y dulce. Siempre está a mi lado. No llama la atención y sin embargo está pendiente de cada detalle. Arregla mi pulsera cuidadosamente,me pregunta, me ayuda y me peina...con ese traje rojo junto a la puerta roja parece sacada de un cuento. se lo digo para que pose para mi y le brillan los ojos.

Sohan es el vecino: estudia por las mañanas y trabaja por las tardes, pero cuando puede pasa tiempo en la Kumari donde aprende lo más importante. Sohan me pide que le cuente cosas de mi país, me escribe que cuando sea mayor vendrá a trabajar a España... yo le digo que es mejor que trabaje por que en el suyo haya sitio para todos.
En estos días tristes en los que parece irremediable la ruptura del frágil gobierno nepalí, tras la salida de la coalición de los ex-rebeldes maoístas, que augura una oleada de violencia, pienso con nostalgia en cada uno. Pienso que quizá ellos, que han crecido de otra manera, sepan encontrar el equilibrio entre cabeza y corazón, que convierta su país en un lugar donde las diferencias no estén por encima de las personas.

Gracias de corazón a Toni y su equipo, a los miembros de "the Lalu Smile", y por supuesto a todas las princesas.

4 comments:

Aitana said...

Bravísssssima!!!

Antonio said...

Me ha encantado el post...buen y bonito trabajo el que estan realizando...ojala estos 'principes' y 'princesas' tengan un futuro mas halagueño.

Un saludo.

Pd: Me ha gustado mucho la foto de Saraswati....

Anonymous said...

Me gustan mucho tus fotografías Sofía.

http://huevosdeavestruz.blogspot.com/

elenyta said...

sofis.......siempre hay algo que me alucina cada vez que voy a tu blog. Esta vez ha sido Neru....Que foto mas Bonita!!! un beso gigante para una ninfa...je,je