Friday, June 04, 2010

Explorando territorios personales/ exploring personal territories

" -Ya, entonces allá arriba todo es tuyo…
-¡Claro¡ Territorio mío personal, esto es – e hizo un vago ademán hacia las ramas, las hojas a contraluz, el cielo-.
Las ramas de los árboles son todas territorio mío. [...]


-¿Ah, sí? ¿y hasta dónde llega ese territorio tuyo?
-Hasta donde se consiguiese llegar andando con los árboles, por acá, por allá, al otro lado del muro, al olivar, hasta las colinas, al otro lado de la colina, al bosque, a las tierras del Obispo…

-¿Incluso hasta Francia?

-Hasta Polonia y Sajonia- dijo Cosimo, [...]
-Pero yo no soy egoísta como tú. Yo te invito a mi territorio – [...]


-¿Y el columpio, ¿ de quién es?- dijo ella, y se sentó en él, con el abanico abierto en la mano.
-El columpio es tuyo – estableció Cosimo-, pero como está atado a esta rama depende de mí. Así, pues, si estás en él, mientras tocas tierra con los pies estás en lo tuyo, si te levantas por el aire estás en lo mío.
Ella se dio impulso y voló, con las manos agarradas a las cuerdas. Cosimo saltó desde la magnolia a la gruesa rama que sostenía el columpio, y desde allí agarró las cuerdas y se puso a balancearla. El columpio subía cada vez más alto.


-¿Tienes miedo?
-Yo no. ¿Cómo te llamas?

-Cosimo… ¿Y tú?

-Violante, pero me llaman Viola. [...]
- Yo puedo subir a tu territorio y soy un huésped sagrado, ¿vale? Entro y salgo cuando quiero. Tú en cambio eres sagrado e inviolable mientras estés en los árboles, en tu territorio, pero como toques el suelo de mi jardín te conviertes en mi esclavo encadenado.


-No, yo no bajo a tu jardín y tampoco al mío. Para mí todo es territorio enemigo por igual. Tú vendrás aquí arriba conmigo, y vendrán tus amigos que roban fruta, quizá también mi hermano Biagio, aunque es un poco cobarde, y haremos un ejército sobre los árboles y reduciremos a la razón la tierra y sus habitantes".
"El barón Rampante" Ítalo Calvino



"Well, then everything up there is yours ...
- Of course my personal territory, that is - and he made a vague gesture towards the branches, the leaves against the light, the sky. The branches of the trees are all my territory. [...]


- Oh, yeah?. And how far does it go that territory of yours?
As far as you can walk on the trees around here and there, to the other side of the wall, the olive groves to the hills, on the other side of the hill, the forest, the land of the Bishop ...
- Even to France?
"Until Poland and Saxony," said Cosimo.- But I'm not selfish like you. I invite you to my territory - [...]
- What about the swing, whose is it? - She said, and sat on it, with the open fan in her hand.


-The swing is yours - Cosimo-established- but because it is tied to this branch up it depends on me. So if you're on it, while you´re playing with your feet on the land you are in your part, if you wake up in the air you are in mine. She get impetus and flew, her hands clutching the ropes. Cosimo jumped from the magnolia to the thick branch that held the swing, and from there caught the ropes and began to rock her. The swing was rising higher.


- Are you scared?
-no, i´m not. What's your name?
-Cosimo ... And you?

-Violante, but everybody named me Viola. [...]



- I can go up to your territory and I´ll be a sacred guest, right? I can enter and leave whenever I want. You are however sacred and inviolable while you´re in the trees, in your territory, but if you touch the ground of my garden you´ll become my slave.


- No, I´ll not go down to your garden, nor mine. For me it is equally hostile territory. You'll come up here with me, and your friends that steal fruit can come too, perhaps my brother Biagio, although he is a little coward, and we will make an army on the trees and reduce to the reason to the hole earth and its inhabitants" .

"The Baron in the Trees" Ítalo Calvino

6 comments:

Jaime Capote said...

Leyendo los párrafos me recuerda por qué me fascinó tanto este libro cuando lo leí hace años, pero he de leerlo de nuevo porque seguramente obtendré una lectura diferente ahora.
Como siempre tus imágenes exquisitas,Sofía, tan llenas de detalles...

carlos de la calle said...

fantasticas fotos sofia

Marga said...

así que estaba en este blog eh?si señorita, todo un reportaje, el de los suelos que tanta gente ha ido pisando, las huellas y marcas personales que vamos dejando en las calles. Vaya lienzos chulos que te has marcado en ésta. Enhorabuena, sofia. como me gusta, verte crecer como creces,¿o será volar? se nota que no te conformas con tomar buenas fotos sino que sales a buscar buenas historias... verás que todo llega...
un abrazo

carlos de la calle said...

si, lo más dificil es encontrar lo excepcional en lo cotidiano, historias en lo normal, poesía en el entorno, y eso lo haces muy bien. En afganistán cualquiera con una camara hace buenas fotos...pero sacarle una historia a los suelos o a una habitación,no lo hace cualquiera

larraz said...

Un trabajo precioso e interesante. Esto va pero que muy bien.
Estuve a punto de hacer una entrada con otro libro de Calvino, Bajo el Sol Jaguar, pero no se me ocurría ninguna fotografía que añadirle. En tu caso está perfecto.

maría said...

hermosas..